D.C., hombre de 42 años que tras agotar el paro y no haber encontrado empleo, se propuso crear su propia empresa. Tras evaluar su proyecto y recibir una serie de nociones para emprendendor, ha conseguido llevar a cabo su idea y ya tiene en mente la ampliación de su negocio. Fue necesario combinar un Coaching personal con un Mentoring posterior.

Ir arriba